5.4 Niños, niñas y adolescentes que viven y trabajan en la calle

Según los datos suministrados por la encuesta nacional de trabajo Infantil (Enti-2000), hay 436,000 niños, niñas y adolescentes que trabajan en Republica Dominicana que representan un 18% de los 2.4 millones de NNA entre los 15 y 17 anos. El 83% de estos NNA trabajadores(as) son victimas de la explotación, ya que realizan tareas peligrosas no aptas para su edad en la agricultura, en el sector informal, en hogares de terceros.

El trabajo infantil les coloca en condiciones de precariedad, vulnerabilidad, expuestos(as) a maltratos policiales, violaciones sexuales y a las enfermedades de transmisión sexual como el VIH/SIDA.

Algunos estudios realizados en el país dan muestra de la relación que existe entre la pobreza y la violencia de sus hogares origen , asociada a una debilidad estatal en formular y ejecutar programas o políticas encaminadas a la reunificación familiar y a mejorar las condiciones de vidas .

En una investigación realizada en las ciudades de Santo Domingo, Santiago y Barahona, el 58% de un total de 52 niños encuestados contestó que la razón por la que había abandonado su casa ha sido por los maltratos que recibían y por las condiciones de pobreza. El 75% contestó que ha estado preso o detenido, 53.9% por delito de robo. El 69% ha estado preso o detenido por conductas violentas y por la comisión de robo .

Al ser cuestionados sobre el tipo de trabajo que realizan el 31.6% contestó que se dedicaba a limpiar zapatos, un 18.4% a ventas ambulantes, otras respuestas fueron sexo por dinero y mendigar. Más del 97% contestó que se dedicaba a realizar algún tipo de labor para vivir en la calle, sin embargo, al comparar el 75% que ha estado preso o detenido por razones de robo se podría comparar la relación de las dos categorías como medios de subsistencia.

En cuanto a los comportamientos asociados a la sexualidad, el 71% de los niños y niñas encuestados/as contestó que ha tenido relaciones sexuales y 29% dijo no haber tenido. Quienes admitieron haber tenido relaciones sexuales un 16.2% había tenido relaciones con un compañero del mismo sexo. El 5.4% admitió haber tenido relaciones con una persona adulta, ya sea del mismo sexo o del sexo opuesto. Sin embargo, al cruzar la pregunta con otras categorías (compañero/a del mismo sexo o sexo opuesto y adulto o adulta) más del 43% admitió haber tenido relaciones sexuales con una persona adulta, lo que expresa las condiciones de vulnerabilidad a las violaciones y la explotación sexual a la que están expuestos/as .

Otras de las conclusiones de la investigación fue que el 78.6% ha tenido relaciones con más de dos parejas. De los que han tenido de dos a tres parejas, el 50%, nunca usaron condón en sus relaciones. El 48.6% de los que han tenido relaciones no usaron el condón la última vez que tuvieron relaciones sexuales. El comportamiento sexual de los niños, niñas y adolescentes denota un muy bajo comportamiento de percepción de riesgo en la manifestación de su conducta sexual, que podría ponerlo a expensas de las enfermedades de transmisión sexual, VIH/SIDA, además de las consecuencias sicológicas que implica dicho comportamiento a esas edades .

A toda ésta situación se agrega los maltratos a que es sometida esta población por agentes de la Policía Nacional sobretodo ante los intentos o comisión de robo o actos violentos.

Otras Instituciones, pioneras en respuestas educativas a niños, niñas en situación de calle y con presencia en varias provincias del país, han realizado levantamientos de datos para describir los modos de convivencias y riesgos de la población antes mencionada. Estas instituciones trabajan en coordinación con los Tribunales de NNA y Defensorías de Personas Menores con el interés de que sean preservados sus derechos humanos.

Sin embargo, desde el Estado se maneja el enfoque de preservar el orden y sacar de las calles la imagen de pobreza y arrabal. Como organismo encargado de promover el bienestar de la ciudadanía no toma medidas con el fin de prevenir y eliminar el número de niños, niñas y adolescentes que viven en situación de calle a través de una política general e integral de disminución y/o eliminación de la pobreza e inequidad social