8.1 Datos Nacionales de la Educación

El futuro de la República Dominicana, como país y como nación, transita por un sendero que lleva a un destino incierto: las grandes mayorías de niños y niñas hijos de familias pobres y marginadas no completan el ciclo de la educación básica y por diversas razones abandonan la escuela previamente.

La inversión estatal en el área de la educación es una de las más bajas de América Latina y del Caribe en relación al producto interno bruto . Esto no fuera tan preocupante si los resultados no fueran tan dramáticos: solo el 50% de los niños y niñas que inician la educación básica alcanzan el 4to curso, solo el 22% completa su ciclo básico de 8 cursos y solo el 10% completa el nivel secundario.

La falta de espacios en las escuelas, la baja calidad de la educación, el trabajo infantil, indiferencia de los padres, la falta de un ambiente estimulante y motivador en las familias de los estudiantes y en las escuelas, entre otros factores, incide los altos niveles de repitencia (7%), la deserción (8%) y la sobre edad (22%) que se observa en las comunidades rurales del país . Además, el 13% de los niños/as no asisten a la escuela por diversas razones.

EDUCA una fundación de la sociedad civil formada para llamar la atención sobre el futuro de la educación en la República Dominicana, con el aval de la SEE, realizó un monitoreo de 955 escuelas. Sus resultados fueron:

- Solo 737 escuelas estaban abiertas, el resto, 22%, estaban cerradas.

- Las razones para que las escuelas estuviesen cerradas al momento del monitoreo fueron: huelga de profesores, reuniones de profesores, lluvias, reuniones del Distrito Escolar, entre otras.

- Al momento del monitoreo se identificó un 77% de asistencia de los estudiantes y un 97.3% de los profesores.

- Además, en las últimas 4 semanas previas al monitoreo, el 44.2% de los estudiantes y el 50.3% de los profesores faltaron a clase por lo menos un día.

- Para los alumnos, las razones fueron: enfermedad (37.6%), sus padres no lo enviaron a la escuela (19.3%), por su propia decisión (14.9%) y por estar trabajando (10.3%).

- El día viernes se identificó como el día de menor asistencia escolar, tanto por parte de alumnos como de profesores.

En cuanto al uso del tiempo durante la jornada escolar, se registró que el 81% de las escuelas dedica a clases entre 2 y 3.5 horas por día. Específicamente, un 29.7% dedica entre de 3 y 3.5 horas., un 28.2% entre 2.5 y 3 horas y un 23.1% entre 2 y 2.5 horas. Vale destacar que un 16.9% usa en clases menos de 2 horas y sólo un 2.2%, 3 horas y media o más.

De acuerdo a la Oficina Nacional de Estadísticas el 63.5% de la población con edad entre 15 y 19 años ha iniciado y terminado la primaria. La tasa neta de matrícula en la educación primaria es de un 91.3%. La tasa de alfabetización en la población entre 15 y 24 años es de 95.9%. El 91.3% de niños y niñas con edades entre 6 y 13 años se encuentran matriculados/as en la educación primaria.

El año escolar 2004-05 se inició con una matrícula de 2,592,997 estudiantes en los niveles inicial, básico y medio. El país cuenta con 13,274 centros públicos de educación . Del total de estudiantes, 2,076,823 pertenecen al sector oficial. El sector privado llevó a las aulas 470,010 estudiantes distribuidos en los tres niveles escolares, según el Departamento de Estadísticas de Educación .

De los niveles de educación el que más estudiantes matriculados tiene es el de básica, con 1,814,753; mientras que 245,411 estudiantes fueron a las aulas de inicial. En el nivel medio están inscritos 532,833.

La Secretaria de Educación admitió que de los 13,274 centros públicos en el país, 477 planteles ameritaban reconstrucción urgente, además que había falta de mobiliario en las escuelas.

Estudiantes de buenas condiciones económicas tienen más acceso a las becas académicas que concede el gobierno que los de escasos recursos, algo que está creando preocupación entre las autoridades, según palabras de la Secretaria de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, licenciada Ligia Amada Melo, quien atribuyó esa diferencia al hecho de que los estudiantes pobres tienen inseguridad y no creen que realmente van a ser tomados en cuenta para una beca, pese a tener los índices académicos requeridos .