4.2 El interés superior del Niño el respeto a sus opiniones.

La ley No. 136-03 que crea el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes establece que el principio del interés superior del niño, niña o adolescente es el que debe tomarse en cuenta siempre en la interpretación y aplicación de la ley y es de obligatorio cumplimiento en todas las decisiones que les sean concernientes, aclarando que busca contribuir con su desarrollo integral y asegurar el disfrute pleno y efectivo de sus derechos fundamentales.

Introduce como novedad en el art. 282, respecto a las declaraciones informativas, que las personas menores de 18 años deban prestar en relación a causas penales, que dichas declaraciones se pueden obtener mediante entrevistas a través de circuito cerrado de televisión o por medio de la cámara Gessel. Estas declaraciones, dispone el Código, tendrán lugar, exclusivamente por ante los Tribunales de Niños, Niñas y Adolescentes. Actualmente no se dispone de esta tecnología para hacer dichas declaraciones y en ocasiones se realizan por ante Tribunales de Niños, Niñas y Adolescentes, mediante comisión rogatoria y en otras, los tribunales de derecho común toman en reiteradas veces las declaraciones de las personas menores de edad. Una práctica reiterada es la de declarar la inconstitucionalidad a través del control difuso, el referido artículo.

Esta disposición le quita potestad al Tribunal de NNA para escuchar las declaraciones y coexiste junto al art. 282 de la Ley 136-03. De hecho son muchos los NNA que son llevados ante los tribunales ordinarios a declarar como informantes o víctimas, lo que conlleva a su revictimización porque declaran ante el TNNA en la fase preparatoria y luego ante los tribunales ordinarios en la fase de juicio o de apelación, lo conlleva a desmeritar los aportes al proceso con sus declaraciones.

Es necesaria una revisión inmediata de ambos artículos conforme a la Convención de manera que no persista la contradicción y la revictimización a que son sometidos/as y, por consiguiente, violación a los principios del interés superior del niño.

La Ley 136-06 destaca el principio de Justicia Especializada, en función del interés superior del niño y la niña, el que debe prevalecer sobre el principio de inmediatez. Sin embargo, estos principios aún no se aplican con energía, por un lado por la falta de capacitación del personal multidisciplinario en los tribunales del país, como psicólogas/os y trabajadoras / es sociales, no solamente en reconocimiento de la ley especial, sino también en la de sus propias especialidades que se mantienen con visiones tradicionales y reduccionistas, en la que los niños y niñas se consideran manipuladores/as y mentirosas/os. Por el otro lado, y en el caso específico de niñas /os victimas, el marco teórico del Derecho Penal Dominicano es absolutamente adultocéntrico y garantista de los derechos de la persona imputada y suele pasar por encima de los intereses del niño o niña querellante.