¿De nuevo en las calles?

Imprimir
PDF

 La problemática de los niños y las niñas "deambulando" en las calles no es un tema nuevo como todos sabemos. Cada vez que se presenta en los medios noticias y reportajes gráficos al respecto, se crea revuelo y cierto escándalo en diferentes estamentos de la sociedad. Al mismo tiempo se achacan, evaden o transfieren responsabilidades a otros dentro del Estado o en la sociedad, y la situación en vez de mejorar y encontrar soluciones, cae en un vacío que mantiene a los niños y las niñas en la misma o en peor situación de exclusión social y abandono.

Todos, sí todos, somos responsables de los que suceda con nuestra niñez, pero sobre todo el Estado y sus instituciones, que de acuerdo con los pactos y tratados internacionales firmados y ratificados como la Convención de Derechos del Niño de la ONU, se convierte y reconoce como el garante principal junto a las familias de los derechos de la infancia.

En ello las ONGs y la Sociedad Civil en sentido general tenemos un rol secundario, de apoyo, de veedor del cumplimiento de las políticas públicas y ejecutorias del Estado. No estamos llamados a sustituirlo, ni debemos asumir el rol rector y de protector que ha de cumplir con sus responsabilidades.

Si nos fijamos en el Directorio Nacional del CONANI establecido conforme la Ley 136-03 que es el Código para el Sistema de Protección y los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, se encuentran representadas y participando en el mismo todas las fuerzas de la sociedad dominicana, incluyendo el sector de las ONGs del área de la infancia. Desde allí hemos estado haciendo nuestros aportes a los fines de que se tomen las medidas y establezcan las acciones necesarias que den al traste con las diversas problemáticas que afectan el desarrollo y bienestar de nuestros niños y niñas.

En todo momento, las ONGs del sector, hemos estado atentas y dispuestas a colaborar con las distintas instituciones estatales, ya que nuestra razón de ser se encuentra en el deseo y la visión de un país mejor para nuestros niños y niñas. Así será siempre, no rehuímos de nuestra responsabilidad, antes bien, seguimos trabajando con los medios a nuestro alcance a favor de la niñez. Lo que hemos hecho y hacemos a diario es por y para ellos y ellas, el testimonio de sus vidas recuperadas es el mejor ejemplo de si lo que hacemos ayuda o no.

Nos mantenemos pues, abiertos al diálogo y a la búsqueda de soluciones reales y efectivas, que garanticen y restituyan los derechos de los niños y las niñas en nuestro país. Así ha sido hasta ahora y creemos firmemente que no tiene que ser de otra manera.

¡Unidos por los derechos de nuestros niños y niñas!

Coalición de ONGs por la Infancia de la República Dominicana